La Necrópolis de Ceuta

Francisco Sánchez Montoya    fsanchezmontoya@hotmail.com      

En la necrópolis de Santa Catalina, existen una gran cantidad de obras de arte, dignas de los más renombrados cementerios, entre otros, el grupo escultórico al médico y alcalde de Ceuta fusilado en 1936, Sánchez-Prado, o los panteones de Regulares o el de la familia Cerni. Y como dato histórico en este último también está enterrado González-Tablas. Recordemos algunos datos de este entrañable militar tan unido a la historia de Ceuta. Su cuerpo descansa en ese lugar desde 1922, tras estar varias horas antes en su domicilio en los pabellones de las Puertas del Campo, donde se instaló la capilla ardiente. Aquella muerte del teniente coronel González-Tablas tuvo lugar en las operaciones de 1922 en la Zona occidental del Protectorado y tenían como finalidad terminar con la rebeldía, ocupando Tazarut y expulsando de ella a Raisuni. 

     El día 15 a las diez de la mañana llegó a Ceuta el camión de Sanidad conduciendo el cadáver de González-Tablas procedente de Tetuán. Hasta el campamento de los Soldados del Tercio, situado en Dar Riffien, a ocho kilómetros de la población marchó una comitiva compuesta de 14 automóviles, para acompañar el cadáver. Figuraban en la comitiva representaciones del Ayuntamiento, Civiles, y Militares, y el hermano del finado, Comandante de Infantería y Teniente de Alabarderos. El día 16, a las 11 de la mañana y entre una gran manifestación de duelo, fue celebrado en Ceuta el entierro, descansando su cuerpo en el Panteón de la Familia Cerni en el Cementerio de Santa Catalina. 

     Otro de los panteones que debemos destacar es el de Regulares. En torno a este majestuoso panteón de Regulares le rodea la figura de un ecuatoriano enterrado un 25 de junio de 1922, era el Alférez Francisco Suárez Veintimilla, quien fue trasladado a Ceuta desde el campamento de Beni-Aros, donde falleció, tras caer herido el día 19, en el avance de las tropas de Regulares, sobre Zamade Siddi-Issef el Tallidi. Cuando se encontraba con sus compañeros al sector de Beni-Aros muy cerca de la línea de combate, el estaba al mando de un pequeño grupo donde se generalizó la lucha cuerpo a cuerpo. Su Ordenanza cayó a su lado y el fue herido mortalmente en el campo de batalla, con tan solo 27 años recién cumplidos.
La otra obra de arte en el cementerio es el conjunto monumental dedicado al médico y alcalde de Ceuta Sánchez-Prado, es obra del arquitecto municipal Javier Arnáiz. Hace unas semanas fueron traslados sus restos a este panteón. La figura de este médico tan querido en nuestra ciudad, se ve reflejado en sus intereses humanísticos, tal vez nos encontraremos ante un autentico renacentista, ante un humanista. Su apertura de ideas y de objetivos se resume en su vida. Un hombre cuya herencia compartimos los ceutíes de hoy. La vida de Antonio López Sánchez-Prado no se entiende sin su muerte, y viceversa. Sánchez-Prado fue nombrado hijo adoptivo tras el pleno del 4 de junio de 1931. Fue diputado por el Partido Republicano-Radical Socialista y tras las elecciones de febrero de 1936 nuevamente fue Alcalde y tras el golpe militar del 17 de julio fue fusilado en los llanos del Tarajal, un 5 de septiembre de 1936.

 

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s