ARCA… Aventura, masonería e intriga

El escritor ceutí Juan Antonio Fernández Ahumada, ha publicado una interesante novela, Arca, donde el reputado maestro masón Pierre Evans, ha sido asesinado cuando estaba a punto de descubrir el mayor de los misterios, su legado pasa a manos de su antiguo aprendiz, este junto a su inseparable amigo Wayne Roberts (ex-miembro de las fuerzas especiales) y la hija de Pierre, se embarcan en una carrera contrarreloj alrededor del mundo, pero en su cruzada no están solos. Una oscura organización católica, un equipo especial de una misteriosa logia masónica y un mercenario tan inteligente como temible, andan tras el descubrimiento. La carrera ha comenzado y el destino del mundo depende del ganador…

La novela puede adquirirse en formato digital -versión kindle- a través de Amazon y un reducido precio de 0,99 euros. Los amantes del formato tradicional en papel podrán adquirirlo en esebook y creativespace estore, y también en Amazon. El escritor también quiere destacar el apoyo de la editorial Donbuk, primera que confió en su novela.

El periodista José Manuel Quesada, buen conocedor de la obra de este ceutí escribió… La tradición militar de su familia le hizo entrar en el Ejército, “por el que siento mucho cariño, porque me lo ha dado todo”. Reconoce que su salida del mismo seis años más tarde fue el mayor error que cometió, pero su juventud y su pasión por escribir le trajeron por primera vez hasta la provincia de Almería, concretamente a Adra, en cuyo certamen de cortos Cinemavip fue nominado al mejor guión por su trabajo para la película Invasión. Tanta repercusión mediática tuvo que Montserrat Taboada le ofreció hacer el guión de un serial, titulado Las Roldán, que se emitió a través de la Cadena Cope de Ceuta.

Es una novela llena de acción, aventuras, intriga y misterio, en la que nada es lo que parece y en la que tanto el protagonista como el antagonista tienen cosas de mí, afirma Juan Antonio Fernández Ahumada. Códigos secretos, el misterio anual del instituto tecnológico de Massachusetts.

Con Arca, Juan Antonio Fernández inicia una saga protagonizada por Jack Ford, un antihéroe alcohólico, mujeriego y despreocupado por todo lo que lo rodea. Inmerso en todo el proceso de publicación y después de su trabajo diario en la Base Álvarez de Sotomayor, siempre encuentra tiempo para trabajar en Edén, segunda parte de la saga, muy próxima ya a su finalización.

Loco, demente, estúpido, arrogante; estos apelativos y muchos peores había tenido que soportar durante los más de veinte años que había tardado en construirla, en cumplir su misión. Al principio, incluso su mujer y dos hijos pensaron en abandonarle, pero al paso del tiempo y viendo su determinación habían acabado creyendo su historia.

Se encontraba  asomado a una de las múltiples ventanas de la embarcación la lluvia no cesaba, llevaba meses, años sin dejar de llover  y solo él era consciente de ese horror, desde antes de que cayera la primera gota.

De pronto, algo llamo su atención, diviso una pequeña isla a lo lejos, sobre ella observo tres grandes figuras las cuales rodeaban  un inmenso monolito, pero algo extraño le pasaba a la isla, empezaba a hundirse, él ya había sido testigo de este fenómeno su tierra, la de sus enemigos del norte y todo paraje que se encontraban en su viaje acababa hundiéndose por la poderosa fuerza de la lluvia ,la misteriosa isla se hundía rápidamente pero de pronto algo que no había sucedido con anterioridad ocurrió, de la isla apareció un barco, era más pequeño que el suyo pero más extraño si cabía, de éste salía humo que empujaba la embarcación a una velocidad de más de diez nudos .

La isla se hundió y el extraño barco desapareció en el horizonte, rápidamente corrió a sus aposentos donde estaba su mujer dando de beber a un pequeño cordero, cogió su diario donde relataba todo lo ocurrido desde el inicio del fin y anotó las coordenadas de la misteriosa isla y el rumbo tomando por el extraño barco de fuego. Noé jamás pensó que su historia y la del diluvio seria contada mil veces, relatada en los tres grandes libros religiosos la Biblia , la Tora y el Corán, tampoco fue capaz de concebir las mil y una historia que surgirían de  esa extraña isla que sería conocida no como una isla si no como un continente : La Atlántida.

Madrid, Hospital militar Gómez Ulla

…La habitación dejaba mucho que desear para ser un hospital que aunque, en la actualidad, recibía pocos pacientes, en su época albergó a muchos soldados y familiares de los mismos. Tan solo había una pequeña mesa junto a la cama y una silla vieja de madera para las visitas y acompañantes, sobre la mesa había depositado un reloj y un anillo de oro, eran sus pertenecías más preciadas. El reloj, un regalo de su  abuela paterna, era  un  viejo Calypso de submarinismo  y el anillo era un regalo de su madre, un sello con las iníciales JF; aunque había ganado aun más valor tras su ingreso en una logia masónica llamada  Palas Atenea,  grabándole la escuadra y el cartabón en el interior. Es de sobra conocido que ambos instrumentos de construcción son los símbolos más representativos de la masonería.

Jack Ford se encontraba tendido en la cama, miraba el horizonte con una de esas miradas perdidas en las que tan solo se ve reflejada las tristeza del alma destrozada, llevaba ya en cama dos semanas desde el trágico accidente que le había dejado postrado en esa prisión sin barrotes; había sufrido roturas de huesos en ambas piernas y serios daños en la columna vertebral dejándole casi paralítico, pero del desgraciado accidente, esa era la parte que menos le dolía pues aquel día no iba solo en el coche.
De pronto se abrió la puerta y apareció su padre, llevaba consigo una maleta de viaje de gran tamaño, se acercó a su convaleciente hijo, lo beso en la frente, dejo la maleta junto a la cama, se agachó, la abrió y de ella sacó un libro que le entregó a su hijo…

La saga Jack Ford

La novela del ceutí Fernández Ahumada, esta llena de acción, aventuras, intriga y misterio, en la que nada es lo que parece y en la que tanto el protagonista como el antagonista tienen cosas del autor. Códigos secretos, el misterio anual del instituto tecnológico de Massachusetts, misterios masónicos y del antiguo testamento, persecuciones en las calles de Nueva York, secretos enterrados en los hielos de la Atlántida y un desenlace en la costas españolas conforman un argumento en el que la búsqueda del Arca no da un instante de respiro desde el comienzo de una apasionante novela.

Entresacando algunas líneas de la trama nos cuenta… Tras años de sufrimiento al fin llegaban al fin de su viaje al menos eso pensaban, tras huir de las hordas egipcias navegaban por el mar en unas barcas que habían construido en secreto durante sus años de esclavitud a manos del gran Faraón, su idea era cruzar el mar para llegar a tierra y buscar un nuevo lugar donde vivir libres sin opresión y castigo, pero de pronto, su líder mando parar las barcas algo había en el agua, algo que no debería estar allí. Al principio pensaron que podrían ser los egipcios que aún ardían de venganza por la muerte de sus hijos pero no, era un extraño barco de metal, era antiguo pero muy avanzado para esos tiempos.

Su líder, su hermano y cinco de sus más leales hombres subieron al extraño barco, pasó una hora cuando los vieron aparecer  sobre la popa del mismo, su cara expresaba rareza y alegría al mismo tiempo y de su boca surgieron nuevas órdenes -Preparad una caja de medidas 2,5 codos de largo, 1,5 de ancho y 1,5 de alto – Esas medidas y el nombre de su líder serian recordados por siempre como la historia de Moisés y el arca de la alianza.

Podía ser un honor para algunos, dirían, pero sin duda caer en las manos de la inquisición era el mayor de los horrores y más si su inquisidor general Tomas de Torquemada se encargaba del castigo, había extrañado a todos los presentes que el gran inquisidor quisiera quedarse a solas con el prisionero minutos antes de que lo quemaran por hereje.

-Créeme aun puedes librarte de todo esto, y no te bastará con convertirte a la verdadera fe pero si me dices donde está, haré que se acabe todo y vuelvas a casa – Ya no me queda casa en este país, tú y tu alocada reina han conseguido que este reino sea el infierno en la tierra- -para llegar al cielo hay que pasar por el infierno judío y vos lo sabéis, pero vamos decidme donde está yo daré buen recaudo de ella- -jamás, el único Dios no nos entregó ese regalo para caer en malas manos, tú y tu estúpido tribunal de autos de fe han sido creados con el objetivo de encontrarla pero jamás lo haréis, la historia os juzgará como lo que sois, unos asesinos dementes – -Si esa es tu voluntad que así sea judío pero créeme la encontraremos es la voluntad de Dios y se hará cumplir- Torquemada llamo al torturador, -Cortadle la lengua si no ha querido hablar ahora no lo hará ni en el infierno-

      Berlín 1945, los estruendos resonaban cada vez más y más, se acercaba el fin, el temible enemigo soviético los rodeaba, los asediaba y finalmente los destruiría. Se encontraba sentado solo, aturdido y desolado junto a él una vieja mesa con diversos mapas marcados, se había inventado estrategias para contentar a sus generales; resultados imposibles de una segura derrota. Su ejército destruido dividido y empobrecido era incapaz de acometer sus últimas locuras, ahora se encontraba bajo tierra, bajo su imperio de decadencia y demencia que había construido sobre mentiras y millares de muertos, y la muerte lo reclamaba ahora a él, lo invitaba, lo deseaba; su aturdimiento se vio interrumpido por la llegada de su más leal compañero. Éste se le acercó, le susurró algo al oído y pudo ver como las lágrimas brotaban en los ojos de su gran líder. La noticia era aun peor que la derrota, su última baza para lograr su victoria se había perdido, su flota había fallado en una última y desesperada misión. La había buscado toda su vida, por ella decidió hacer todo lo que había hecho, desde que su padre le hablara de ella a una temprana edad y cuando ya la tenía a su alcance la perdió y para colmo el enemigo se hallaba a sus puertas sin duda era el fin. Esa misma noche decidió poner fin a su vida junto a su amada esposa Eva Braun.

Alumno del Juan Morejón

Desde que con sólo ocho años escribiera un cuento en el colegio Juan Morejón de Ceuta, leer y escribir se convirtieron en una adicción para él.  Su compromiso con la literatura viene de lejos, como bien es sabido, «se puede aprender a leer, pero no está tan claro que se pueda enseñar a escribir,” pero nuestro paisano lo ha conseguido. Desde muy joven le gustó escuchar historias y contarlas, como ha hecho en esta primera novela, Arca. La saga de Jack Ford. A sus 32 años, Juan Antonio se siente plenamente feliz por alcanzar un sueño que se inició en el amor por la lectura que le inculcó su padre José Gabriel. Después llegaría su trabajo en el periódico del colegio y su primer guión sobre una película de terror, en el instituto. Ha escrito varios guiones de cine, su corto “Invasión” participó en el certamen Cinemavip, siendo nominado al mejor guión. Ha colaborado con la cadena Cope-Ceuta creando el serial radiofónico “Las Roldan”. Actualmente vive en Almería, con Arca inicia una saga protagonizada por Jack Ford ,un antihéroe alcohólico, mujeriego, despreocupado por todo lo que lo rodea, Arca es su primera aventura a la que seguirá otras “Jack Ford” tiene reminiscencias de sus autores preferidos tales como David Lynn Golemon, Clive Cussler , Matthew Reilly y Dan Brown. El libro se lo dedica a su padre  el “Name”  que gracias a él descubrió el amor por los libros.

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s