Ceuta presente en las cortes en el exilio en 1943

portadaEl diputado por Ceuta desde febrero de 1936, Manuel Martínez Pedroso (PSOE) estuvo presente en las Cortes republicanas en México, junto a otros políticos que propician en 1943 la creación del primer organismo unitario en el exilio, la Junta Española de Liberación. Siendo también un destacado profesor en la Universidad Autónoma de México.

El éxodo republicano ha sido el más importante de la historia de España no sólo por sus dimensiones y por sus trágicas circunstancias, también por ese componente intelectual que dejó al país privado de los hombres que habían puesto a la nación en un lugar muy relevante por su alto nivel creativo y científico.

El 19 de noviembre de 1933, se celebraron las elecciones, se presenta por la Circunscripción de Ceuta, no obteniendo el acta de diputado. Tuvo como principales adversarios políticos a los abogados Alberola Feced, del partido Radical-Socialista y el Radical Tomás Peiré.

Esta derrota en Ceuta, fue debida a la inhibición promulgada por la CNT, lo que produjo una reducción en el número de votantes de izquierda. Con una población cercana a los 50.000 habitantes, la abstención fue muy alta, con un 60%. Pese a conseguir Pedroso el mayor número de votos (2.458), no consiguió el acta. Al no tener un mínimo del 40% de los votos emitidos, teniéndose que celebrar una segunda vuelta. En esta nueva ronda, unos quinientos ceutíes más acuden a las urnas, y en gran mayoría para votar al candidato de la derecha que con 1588 votos más conseguiría el acta.

En febrero de 1936, nuevas elecciones generales, la dirección del PSOE ceutí apuesta por Martínez Pedroso para presentarse por la circunscripción de Ceuta. Muy poco le faltó para no poder ser candidato, ya que a escasos cinco días de las elecciones, se llevó a cabo la constitución de los candidatos ante la Junta Electoral. Los aspirantes debían presentar un mínimo de diez firmas de concejales y le comunican que han recibido un telegrama del Ministerio de la Gobernación, donde exponen que hay un concejal, de los firmantes, suspendido de su cargo desde octubre de 1934 y por lo tanto carece de derecho para cualquier propuesta.

Cuando apenas quedaban cincuenta minutos para cerrarse el plazo, se presenta el que fuera diputado y alcalde, Sánchez Prado, mostrándole al presidente de la Junta un documento expedido por el Congreso de los Diputados acreditando que fue parlamentario constituyente desde junio de 1931. Con su firma valida su presentación.
El 16 de febrero, fueron muchos los ceutíes quienes salieron a la calle para ejecutar su derecho al voto, la confianza hacia el candidato del PSOE fue masiva. Tras el recuento alcanzó el correspondiente escaño con un total de 7.998 votos, algo más del 70% de los emitidos y el candidato conservador Tomás Peire 3.243. Deja su cátedra de Derecho en Sevilla pasando a la situación de excedencia forzosa, tomando posesión de su escaño, el 3 de abril de 1936. Durante su corta labor parlamentaria, debido al golpe militar, desempeñó la Vicepresidencia de la Comisión de Instrucción Pública y la Presidencia de la Comisión de Estado.

Pero la situación política desde febrero resultaba tentadora para las pretensiones golpistas de un gran número de militares que tácticamente desde esa misma fecha iniciaron las maniobras conspiradoras. El 17 de julio de 1936, el golpe contra la República sería mucho más certero que los planeados con anterioridad.

Le requisan su valiosa biblioteca

El diputado por Ceuta y catedrático se le cursó una orden el 24 octubre de 1936, expulsándolo del magisterio, con el añadido de la incautación de todos los haberes no percibidos. Al ordenarse la retención y no pudiéndose proceder por esta vía, le fue embargada su valiosa biblioteca. Eran veinte cajas de libros, en total unas quinientas publicaciones, que unos meses después, en febrero de 1939, estaban ya incorporadas a la Universidad de Sevilla. El Rector, había elevado al gobierno civil una relación del personal docente, acompañado del correspondiente informe. En el caso de Martínez Pedroso se podía leer: “Diputado a Cortes por Ceuta, socialista con intensas actividades políticas de carácter extremista, como profesor ha cumplido, pero organizador y alentador de actividades revolucionarias, realizando en todo momento campaña vigorosa, dentro y fuera de la Universidad a favor de los ideales que profesaba”.
La represión contra Pedroso, tuvo varios frentes. Por otra parte te le impuso una multa de un millón de pesetas “por traidor a la patria”. Terminada la Guerra Civil, el tribunal de represión contra el comunismo y la masonería, le abrió un expediente por su pertenencia a la masonería.

En la noche del 27 de enero de 1936, la casa del Pueblo en Ceuta era un hervidero, en el cercano café La Perla, se aglutinan las últimas tertulias políticas en torno a quien será el candidato de las izquierdas ajo las siglas del Frente Popular en las próximas elecciones para el 16 de febrero. La cita es a las 22,30. En el salón de actos apenas cabe nadie más. Según consta en el libro de actas de esta asamblea general extraordinaria son 180 los afiliados asistentes.

Una vez constituida la mesa de discusión, y como único punto del orden del día: Designación y proclamación de candidato a diputado a Cortes por esta circunscripción. Preside la mesa José Lendínez, intervino en primer lugar David Valverde quien propuso la designación de Pedroso, explicando: “Ya que en el ánimo de todos está deberá ser la persona aludida, con quien desde las elecciones de 1933 tenemos una deuda contraída, deuda que solo puede ser saldada exaltándole a la Diputación por Ceuta en el próximo Parlamento”. En los mismo términos se explicó su secretario:  “creo que no hace  falta más proclamación después de lo ocurrido el día doce del presente mes, cuando tres la suspensión del mitin por la autoridad, se encargó el pueblo mismo de proclamarlo su candidato, y por eso no pudimos ir nosotros en contra de esa corriente de opinión espontáneamente manifestada”. (Se refiere a un mitin celebrado en el teatro Cervantes y que fue suspendido por el delegado del Gobierno). Ambas manifestaciones fueron entusiasticamente aprobadas por la asamblea, que se pronuncia favorablemente a su favor de Martínez Pedroso. Acto seguido tomó la palabra el presidente del PSOE en Ceuta Sebastián Ordóñez, para agradecer a todos los presentes “la unanimidad demostrada”.
Terminando el acto el presidente de la mesa,  Lendínez, quien proclama candidato a Cortes por el PSOE a Pedroso, finalizando el acto una hora después de su inicio. Tras el golpe de julio del 36, todos los nombrados fueron fusilados en diferentes fechas de la represión.

En Tánger recibía a los que salían de Ceuta tras el golpe

Antes de su marcha al exilio mexicano, el diputado ceutí estuvo en Tánger, socorriendo a los que llegaban desde Ceuta y desde el protectorado. El golpe le sorprendió en Larache. Las noticias que le van llegando una vez en la ciudad internacional son desalentadoras, muchos son los fusilados y cientos los detenidos, incluso en la capital del protectorado, en Tetuán, dado el gran volumen de apresados las autoridades militares construyeron un campo de concentración en las afueras de la ciudad, “El Mogote”.
Ante este desolador panorama Martínez Pedroso, al llegar a Tánger, intenta organizar una resistencia siendo nombrado por el Gobierno, consejero de la Legación republicana. También rehabilita un antiguo grupo escolar para dar clases a los hijos de los refugiados, y también será utilizado como centro logístico de los republicanos en la ciudad internacional.

He podido tener acceso a un informe realizado en 1940 por el falangista José Joaquín, quien trabajó para Pedroso como fontanero, pero en realidad era un espía. El citado falangista en su informe, decía: “Pedroso era como una especie de comisario político y en todas las decisiones intervenía fue el dirigente más peligroso que ha pasado por Tánger pues a sus ideas socialistas, se unía sus grandes dotes de oratoria, refundando en la ciudad el Partido Socialista”, concluyendo: “Todas puestas al servicio de los rojos y a combatir nuestra causa de salvación nacional”.

En este grupo escolar instaló su residencia donde se reunía con destacados dirigentes socialistas como Rafael Jiménez Cazorla, presidente en 1933 del PSOE ceutí y del diplomático y secretario de la Legación Republicana Clemente Cerdeira, quien por sus grandes conocimientos del mundo árabe fue muy presionado por los sublevados, y en vista de su negativa en más de una ocasión intentaron su secuestro por parte de los falangistas tangerinos, su familia en Ceuta sufrió una dura represión.

Tras la finalización de la Guerra, Martínez Pedroso como otros muchos españoles se marchó a México. Como Diputado por Ceuta, estuvo presente en las Cortes republicanas junto a otros políticos que propician en 1943 la creación del primer organismo unitario en el exilio, la Junta Española de Liberación. La llegada de los refugiados docentes, como Pedroso propició la creación del Colegio de México. Su labor intelectual fue muy intensa, el panorama cultural de México se vio sacudido, y enriquecido con aires renovadores, con la llegada de profesores españoles.

Pedroso, impartió la cátedra de teoría general del derecho y del estado y fundó el primer seminario que hubo en la Universidad mexicana sobre esa temática.  Entre otros cuantiosos encuentros participó, en 1943, en la Declaración de la Habana de la primera reunión de profesores universitarios españoles en el exilio. Antes de morir (1958), preparaba su obra fundamental sobre Teoría del Estado.

 

 

 

Estándar

2 comentarios en “Ceuta presente en las cortes en el exilio en 1943

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s